NoticiasLo último en startia

ENTREVISTA LABORAL


Retomando desde donde dejamos...

Hace unos días hablamos sobre cómo tener un CV atractivo a los ojos de nuestro futuro empleador.

Una vez que ya tenemos nuestro currículum hecho, viene la siguiente pregunta: cómo consigo trabajo?

CONSIGUIENDO UNA ENTREVISTA LABORAL

Ya tenés tu CV, y ahora viene el dilema: cómo consigo que me citen para una entrevista laboral?

Veamos juntos algunas de los caminos que podés elegir para aplicar a puestos de trabajo.

1- Primeros pasos:

Las vías más tradicionales son las que seguro ya sabés: aplicar a avisos de empleo (en periódicos, sitios web o redes sociales) bolsas de empleo virtuales, de centros educativos y enviar directamente a alguna empresa o negocio.

Cargar tu CV en todos esos sitios puede ser una tarea ardua y que sientas que te insume mucho tiempo, lo sabemos. Pero es tiempo invertido para tener mejores resultados a futuro. Si estás presente en más cantidad de sitios, más probable es que te contacten.

Un truco simple que puede hacer esta tarea menos tediosa es dedicar unos minutos por día para subir tus datos a cada red. Algunos permiten adjuntar un archivo, pero la gran mayoría pide que cargues tu info de manera manual. En general admiten que copies y pegues desde otro archivo, con lo cual sólo tenés que usar tu CV base y prestar atención a cumplimentar los requisitos de cada página en particular. En poco tiempo tendrás todo listo y será menos agotador. No te olvides de llevar registro de en qué sitios tenés actualizado tu perfil laboral, así podrás actualizarlos en el caso de que más adelante quieras volver a cambiar de empleo.

También podés participar de grupos con intereses afines a los tuyos. Además de artículos e información de interés, estas comunidades muchas veces difunden oportunidades laborales. Por ejemplo, Linkedin tiene comunidades de Arquitectos, Vendedores, Ingenieros, Administrativos y muchas más! Ingresá a la página y usá el buscador para bucear en el universo de posibilidades que tiene para ofrecerte. Facebook también difunde avisos de empleo como parte de los servicios de la plataforma y además tiene comunidades/grupos por zona a los que podés sumarte para estar al tanto de las noticias. En ambos casos, podés suscribirte a las novedades. También es útil que busques las agencias de empleo y consultoras locales para estar al tanto de los avisos que publican.

Instagram es una plataforma que viene teniendo un boom de crecimiento muy grande, por lo que seguramente también encontrarás oportunidades laborales en perfiles de empresas, consultoras y agencias de empleo.

Hoy en día Google facilita mucho las cosas: colocando en el buscador la frase “empleo en Rosario” (o la ciudad que quieras) rápidamente te mostrará los avisos de trabajo publicados en internet en el último tiempo. Es una manera fácil y rápida de encontrar los puestos que te interesan, sin importar en qué sitio esté alojado ese anuncio en particular.

También podés agregar palabras específicas como “Ventas”, “administración, “contable”, etc para afinar la información relevada por el buscador y así poder aplicar a los trabajos que más te interesen.

En la actualidad, es muy común también que los empleadores te contacten directamente, aunque no hayas enviado tu CV. Si estás interesado en escuchar ofertas de trabajo, es muy importante que mantengas tu perfil laboral actualizado en las redes de empleo. En líneas generales es necesario que mantengas tu currículum actualizado en las redes más importantes, como Linkedin, Bumeran, Computrabajo, ZonaJobs, entre otras. De nuevo, los buscadores de internet son muy útiles: aprovechá la tecnología y usála a tu favor! Una búsqueda rápida en Google te mostrará cuáles son las más usadas en tu zona: muchas veces hay redes locales que son de gran utilidad.

Cualquiera sea la/las plataforma/s que elijas para buscar empleo es super importante chequear regularmente los mensajes. De nada sirve tener tu perfil subido a la red si luego vas a abandonarlo!

Organizá tus horarios y dedicá sólo unos minutos al día para ponerte al corriente de lo que sucede. Es importante que puedas manejar tus tiempos y enfocarse en lo importante: no termines malgastando tu día poniendo “Me gusta” en publicaciones con gatitos simpáticos o comida que se ve fabulosa!

2-Tomando un rol activo: El que busca, eventualmente encuentra!

Otra opción muy frecuente por estos días es tocar uno mismo puertas. A la vieja costumbre de salir mochila en mano con cientos de CVs para cubrir zonas de negocios, podés darle una vuelta de tuerca apropiada para los tiempos que corren: tocar puertas virtuales. Cómo es esto? Además de buscar empresas que te interesen para enviarles tu CV, o agencias de empleo, podés contactar a personas que trabajen en RRHH, selectores de personal o referentes en el tema.

La virtualidad nos da la oportunidad de estar a un click de distancia de cualquier persona. Basta una mirada rápida en redes para ver la cercanía: una cantante hiper famosa arrobando a un seguidor y enviándole un saludo personalizado, un presidente contestándole a un ciudadano en tiempo real por Twitter y miles de situaciones similares.

Aprovechemos esta oportunidad para usarla como herramienta a nuestro favor. Pero ATENTI, como todo recurso con tanta potencialidad, debemos usarlo con responsabilidad. No se trata de “spamear” gente sino de elegir cuidadosamente qué empresa, qué persona, qué lugar me interesa contactar. Elegí dos o tres características por las cuales te haya interesado esa empresa u organización, qué te llamó la atención de ese perfil de persona de RRHH que estás contactando y contále brevemente por qué te pareció importante escribirle. Las redes sociales son extensiones de nuestros vínculos en el mundo real. Nunca se te ocurriría irrumpir en un lugar sin saludar, monologar por largos minutos o marcharte de la habitación en la que estás sin saludar o sin siquiera agradecer a la persona con la que estás hablando, no es cierto?

De la misma forma, es necesario pensar nuestros contactos en el mundo virtual. Es necesario que nuestro contacto refleje que esta interacción es muy importante para nosotros. ¿Cómo lo hacemos? Personalizando los mensajes, vinculándonos con respeto y maximizando los recursos a nuestro alcance para captar la atención de nuestro interlocutor en un lapso de tiempo breve.

3- S.O.S no tengo experiencia:

Una queja frecuente entre quienes se inician en el mundo laboral es que se les pide experiencia… pero nadie nació teniéndola!

Frente a este tema, hay varias opciones.

La primera, es armar un CV enfocado a las habilidades que tenemos, esas cualidades que las personas que nos conocen en profundidad saben que son nuestra carta de presentación. Quizá somos conocidos en nuestro círculo por ser muy hábiles con la tecnología o con herramientas de Office, etc. Tal vez nos destacamos por nuestra capacidad de organización, o somos líderes natos… tal vez incluso somos quienes resuelven los conflictos donde quiera que estemos por nuestro talento natural para armonizar, Pensá en qué cosas te destacás y en qué área de tu vida esa capacidad se ha puesto en juego: tal vez en algún deporte, o mientras estudiabas.

En segundo lugar, pensar en aquellas tareas que podemos haber tenido aunque sea de manera informal y que pueden ser interesantes de reflejar en un CV: quizá alguna pasantía, tal vez clases particulares que hemos dictado, algún emprendimiento propio o si nos hemos dedicado al cuidado de personas aunque sea cercanas a nosotros como tarea principal.

Por último, una opción interesante que quizá no pensaste: podés ofrecerte espontáneamente para realizar un trabajo en el que pienses que, por tus habilidades naturales, podés destacarte. Algunas empresas toman personal en pasantías no remuneradas de corta duración que pueden volverse luego un trabajo pago! Ponete en acción e investigá!

4-Esperando respuesta: hay alguien del otro lado?

Muchas veces puede ser angustioso no tener respuesta. Habrán recibido mi CV? Lo leyeron? Por qué no me llaman?

En estos tiempos, es muy poco probable que los mails no lleguen a destino
: si escribiste bien la dirección, lo más seguro es que no haya inconvenientes con eso. Algunas empresas tienen configuradas respuestas automáticas para dar cuenta de que recepcionaron tu currículum, pero no siempre es así.

Más allá de eso, muchas veces hay un silencio de radio que puede inquietarnos un poco. A no desanimarse: muchas veces se reciben tantas postulaciones que el hecho de que te llamen no necesariamente depende de que tu CV sea espléndido o no, sino simplemente de que había tanta gente participando que quizá alguien tenía más experiencia que vos, tenía algún curso extra realizado, o simplemente vivía más cerca del lugar de trabajo.

Resumiendo:

Estos son los puntos que tenés que tener en cuenta a la hora de buscar trabajo:

● Es muy importante mantener tu perfil laboral actualizado portales de empleo como redes laborales.
● Investigá y sumáte a grupos y comunidades que sean afines a tus búsquedas laborales.
Chequeá regularmente tus redes no sólo para aplicar a los avisos que te interesen sino también para responder mensajes: muchas veces los selectores te contactan espontáneamente aunque vos no hayas enviado tu CV de manera activa!
● Podés buscar trabajo de manera activa no sólo enviando tu CV a avisos de empleo sino también contactando a referentes de RRHH, consultoras y agencias de empleo. Muchos de ellos manifiestan abiertamente en su perfil profesional si están abiertos a responder este tipo de solicitudes. Mantené conversaciones amenas, concisas y respetuosas. Spamear no es una opción!
● Si no contás con experiencia laboral no sólo podés armar un CV orientado a tus habilidades o enumerar tareas que hayas realizado de manera eventual. También podés contactar a empresas y buscar ofrecer tus servicios por intermedio de una pasantía o prácticas profesionales. No sólo es una manera de adquirir experiencia sino que muchas veces terminan en puestos estables!

Si seguís todos estos pasos, seguramente pronto estarás más cerca de tu próximo empleo. Éxitos!

María Noel Diez – Psicóloga Organizacional y Coach